Alejandro Bayo Centre d'Estudi del Peu · E-08625027
Alejandro Bayo Centre d'Estudi del Peu· 088081600
T. 93 517 09 76 Alejandro Bayo Centre d'Estudi del PeuRambla San Sebastián 35, Entlo Local 1, Santa Coloma de Gramanet, BCN
Alejandro Bayo Centre d'Estudi del Peu
Fascitis plantar, guía de tratamientos
Artículos
Fascitis plantar, guía de tratamientos
El Taller del Corredor - 21 de enero 2018
Deporte y diabetes. Cuidado de los pies de un runner diabético
El Taller del Corredor - 9 de diciembre 2017
Ondas de choque para el espolón calcáneo
El Taller del Corredor - 8 de septiembre 2017
Metatarsalgias problema del pie
El Taller del Corredor - 7 de junio 2017
Optogait. Lo que el ojo no ve
El Taller del Corredor - 24 de mayo 2017
Eres pronador y supinador
El Taller del Corredor - 27 de mayo 2016
¿Cada cuánto tiempo debo revisar mis plantillas?
El Taller del Corredor - 25 de febrero 2016
El Mecanismo de Windlass y la Fascitis Plantar
El Taller del Corredor - 5 octubre 2015
Fascitis plantar, guía de tratamientos Alejandro Bayo

"Te ha tocado bailar con una de las más feas… resulta que has ido al especialista del pie y te ha diagnosticado eso que habías escuchado hablar tanto pero no sabías que podía doler de semejante manera: fascitis plantar. Y la pregunta seguro que es… ¿y quién me cura esto?"


Hola de nuevo amig@ de la Bolsa del Corredor, en esta entrega os pondré al día de los tratamientos más utilizados y efectivos para la curación de la fascitis plantar.

Pero primero haremos un repaso rápido para diferenciar que es una fascitis o una fasciosis o un dolor por espolón calcáneo, patologías diferentes pero con unos síntomas parecidos que nos llevará a aplicar un tipo de tratamiento u otro, clave para acertar y recuperar una estructura sometida a estrés permanente, seas corredor o no.

Para situar esta conocida patología diremos que la Fascia Plantar es una especie de membrana músculo-tendinosa (aponeurosis) que discurre por la planta del pie, desde las cabezas de los metatarsianos hasta su inserción en el talón. Realiza una función esencial de soporte dinámico del arco plantar a través del mecanismo de Windlass.

Fascitis Plantar - Mecanismo de Windlass ALejandro Bayo
Pues bien, en ocasiones esta inserción puede sufrir estrés añadido al habitual provocando dolor en el pie sobre todo matinal y al levantarte de la cama sufres un fuerte pinchazo que remite al realizar unos cuantos pasos. Pero, ¿qué diferencia hay entre fascitis, fasciosis o espolón calcáneo?.

Diferencia entre fascitis, fasciosis y espolón calcáneo

Estamos delante de la fascitis plantar en fase aguda. Se produce una inflamación local de la inserción muchas veces después del verano en el que hemos llevado un calzado excesivamente plano o las típicas chancletas playeras aunque también tras un cambio de la zapatilla de correr con un drop diferente. Ecográficamente o a través de resonancia magnética puede haber una imagen de acumulode líquido pero sin engrosamiento de la fascia.

Si esta fascitis se cronifica, por dejarla pasar a ver si remite por si sola o por no aplicar el tratamiento adecuado, podemos entrar en una fase de degeneración y estar delante de una fasciosis. La diferencia está en que la estructura fascial se engrosa y deteriora, pudiendo llegar a fases de rotura parcial o completa. Ecográficamente, observaremos una fascia mucho mayor y ennegrecida que la normal.

Por el contrario, cuando estamos delante de un espolón calcáneo, existe una calcificación de la inserción de la fascia plantar y puede venir acompañada de una fasciosis generalmente que es lo que realmente duele. En los casos de espolón diagnosticados por radiografía, una ecografía es esencial para objetivar el estado de la fascia, ya que muchas veces hay espolones que no producen dolor.

Fascitis plantar Alejandro Bayo
Entonces, si tenemos diferentes fases de lesión de la Fascia Plantar, será fácil entender que no todas las fascitis se deben tratar por igual… repasamos las diferentes alternativas de tratamientos.

Solución a la fascitis plantar: Tratamientos

En fases iniciales, el objetivo es reducir el dolor y la inflamación local:

Terapia Manual

A través de masajes de la fascia, estiramientos y manipulaciones articulares para restablecer el movimiento correcto del pie, todas sus estructuras y restarles tensión. Podremos aplicar también hielo y realizar ejercicios de estiramiento, relajación y potenciación de la fascia plantar.

Punción seca del Punto Gatillo asociado

Los puntos gatillo son una zona hiperirritable localizada en una banda tensa de un músculo esquelético que genera dolor a la compresión, la distensión, la sobrecarga o la contracción del tejido, que generalmente responde con un dolor referido que es percibido en una zona alejada de la original. En ocasiones puntos gatillo en los gemelos o en la planta del pie provocan dolor en el talón. La punción seca es una técnica que se realiza con agujas de acupuntura consistente en la punción del punto gatillo para su liberación. Es una técnica comodín que se puede aplicar conjunta a otras para aumentar la efectividad.

Infiltraciones de corticoides

Son inyecciones de cortisona aplicadas localmente y pueden reducir el dolor. Son muy utilizadas en el ámbito asistencial pero como aspecto negativo, y demostrado, puede provocar una degeneración de la fascia severa y una rotura de la misma. Bajo mi opinión, esta opción terapéutica se debe utilizar si no ha funcionado ningún otro tratamiento conservador y previo a una cirugía.


Infiltración ecoguiada

Si la lesión se cronifica, la fascia puede haber sufrido una degeneración de su estructura y la curación se complica… deberemos utilizar entonces tratamientos que ayuden a regenerar el tejido:

Electrolisis Percutánea

Se trata de microcorrientes que aplicadas a través de una aguja de acupuntura y preferentemente guiada por ecografía, se estimula la curación del tejido tendinoso, reduce el dolor y la inflamación. Es una técnica muy efectiva y la encontramos en dos modalidades, EPTE (electrolisis percutánea terapéutica), las corrientes que se aplican son de baja intensidad con duraciones de entre 1 y 2 minutos, prácticamente indoloras para el paciente. La otra modalidad es la EPI (electrolisis percutánea intratisular), las corrientes son de alta intensidad y cortas de tiempo, producen mucho dolor y en muchas ocasiones se debe anestesiar al paciente. Bajo nuestra experiencia, es una de las mejores técnicas en fases de lesión avanzadas, con un índice de más del 80% de efectividad.

Ondas de Choque



Ampliamente conocidos sus efectos positivos en el tratamiento de las calcificaciones tendinosas, las aplicaremos en las fasciosis plantares que vayan acompañadas de espolón calcáneo. Reduciremos el tamaño del espolón y estimulamos la formación de tenocitos sanos que sustituirán a los lesionados. Según diferentes estudios, la efectividad de esta técnica ronda el 75-80%.

Infiltración Factores de Crecimiento


A través de la extracción de la sangre del paciente, ésta se centrifuga y se obtiene el plasma rico en plaquetas. En el interior de las plaquetas, se encuentran los factores de crecimiento de los tejidos que una vez inyectados en la lesión ayudados de la ecografía, se consigue una regeneración profunda de los tejidos. En esta entrada explicamos el proceso completo.


Diatermia/Tecarterapia


Consiste en la aplicación de altas temperaturas para la estimulación de la regeneración del tejido provocando como una “fiebre” en la zona lesionada. Este aumento de temperatura ocasiona una mayor afluencia de sangre a la zona aportando nutrientes y factores de crecimiento en altas cantidades. El más conocido es INDIBA, aunque existen otras muchas en el mercado igual de efectivas.

Estudio de la marcha y soportes plantares


No por mencionarlo de los últimos, será el menos importante. De hecho ningún tratamiento de los mencionados anteriormente, no tendrán la efectividad completa si existe un problema mecánico del pie que provoca un estrés continuado de la fascia plantar, así que se deberá realizar una prueba exhaustiva de la funcionalidad del pie y su relación con la zapatilla y el suelo. Un pie plano, cavo, hiperpronador o con un primer metatarsiano corto o muy elástico puede reducir o anular el mecanismo de Windlass de la fascia y provocar excesos de tracción que acabarán lesionando este tendón o dificultando su curación.
Técnica de carrera


Un apoyo de antepié puro en los rodajes puede poner en tensión permanente todo el sistema aquíleo-calcáneo-plantar (gemelos/sóleo, tendón de Aquiles y fascia plantar) por lo que la sobrecarga mantenida de estas estructuras podrá provocar una degeneración de la fascia en el corredor con años de entreno. Una reeducación de la técnica de carrera será imprescindible en estos casos por parte del especialista en biomecánica del corredor.

Cirugía


En casos muy determinados en que no ha funcionado ninguno de los tratamientos anteriores, se debe recurrir a la cirugía de la fascia plantar y esta consiste en la desinserción total o parcial del tendón o en el caso del espolón calcáneo, el raspado de la calcificación. Es una opción que personalmente desaconsejo a priori por un motivo meramente mecánico del pie. La fascia sostiene el arco plantar, si no tenemos fascia, el pie se aplanará de forma irremediable y se pierde su función básica de propulsión.

Bien amig@s, espero que este repaso de los tratamientos más utilizados y efectivos te haya interesado y si padeces una lesión en la fascia, acude a un especialista del pie para ponerte en sus manos y elija la técnica más adecuada en el momento de tu lesión.

Artículo publicado en: El Taller del Corredor y sport.es